0

Cómo actúan los hombres ante una infidelidad

Publicado por: alehandro

¿Qué pensamos cuando algún amigo nos dice: “Tenemos que hablar”? La piel se me eriza de solo imaginarlo, si de buenas  a primeras me lanzan esa orden, mi imaginación me lleva de  inmediato a lo único que se me ocurre, “¡me están poniendo los cuernos y mi amigo lo sabe!”

El segundo paso llega de inmediato: “Me lo dices ahora mismo, aquí hay un hombre”. ¡Qué ironía, en ese momento parecemos un papelito al viento de tan débil que nos sentimos, aunque pretendamos aparentar valor, porque el amor propio se hiere a tope.

Aunque no lo digamos, el problema no está solo en la infidelidad, sino en saber lo más rápido posible quién es el rival, y si resulta que es más joven, o más guapo, o más inteligente, caemos en depresión porque la naturaleza nos privó de esas facilidades para competir con semejante rival.

Hombres ante una infidelidad

Hombres ante una infidelidad

Conocer la noticia no nos hace más fuertes, es muy posible que caigamos en depresión porque la autoestima se deteriora de momento, y da igual que nuestra pareja sea una chica joven o una mujer madura. En este último caso el problema es mayor, “¡A esta hora me es infiel!, ¿qué le pasa por la cabeza?”

La actitud que asumimos entonces depende del autocontrol que seamos capaces de tener:

Agresividad

Indiferencia

Intranquilidad por los celos

Ruptura del compromiso

Callar y hacernos el sueco

Debemos tener mucho cuidado para no acabar acaban asumiendo complejo de  inferioridad que nos  autodestruye, dedicándonos a la bebida porque sufrimos soledad. Algunos hombres cambian y es notable la falta de higiene y hasta el consumo de  drogas en algunos casos. Debemos evitar no caer en semejante vacío, una infidelidad es un problema para nuestro ego, sí, lo admitimos, pero de eso a terminar peor no es aconsejable nunca. ¿Cuál es mi consejo? Sencillo, follarnos a la mejor amiga que tenga, es la mejor venganza.

0

Madres solteras en páginas de contacto

Publicado por: marta22

Decidirse a ser madre soltera, o haber quedado en esa condición después de un divorcio, limita enormemente la posibilidad de una vida sexual activa en las mujeres. Por suerte para ellas, hoy están las páginas de contacto para parejas, disponibles para todas las que necesiten una relación sin afectar su vida personal.

Las horas para entrar en estas webs facilitan la búsqueda de pareja: cualquier momento es propicio, un descanso de 5 minutos en el trabajo, la hora de la siesta de los pequeños, luego de  dejarles en el cole, en medio de la noche, los fines de semana, y con el uso cada vez más habitual de los correos electrónicos por el móvil, hasta en los 30 minutos que el hijo juega en el parque, ella puede vigilar al pequeño mientras envía un mensaje.

Madres solteras

Madres solteras

Para una madre soltera es una necesidad el roce afectivo con una pareja sexual. La mayoría se percata un poco tarde de que el vacío que han sentido por un hijo, no llena el de una pareja porque cada relación tiene su espacio, su tiempo y sus propias emociones. La relación madre e hijo se basa en un amor filial que penetra en todos los órdenes de la vida menos en uno, el roce con una pareja.

Los perfiles de mujeres en las páginas de contacto no contemplan esa característica en sus datos, y por supuesto, no hace falta. Son mujeres que buscan una relación, no un padre para el hijo, por lo que el hombre no debe sentirse traicionado si luego de cierto tiempo de relación por internet descubre que la mujer que ha convertido en su intercambio erótico tiene hijos a su cargo. Si la mujer llega a sentirse amada, si llega a sentir la relación de pareja como ha querido, no hay que echar a perder la magia con comentarios sobre hijos. Los hombres huyen de estas chicas guerreras, ellas los necesitan independientemente de su vida familiar, no hay que cruzar la raya que divide una relación y otra.

 

 

1

Las fantasías sexuales mejoran la calidad de vida

Publicado por: admin

La ciudad española de San Sebastián recibió a finales del pasado mes de marzo un grupo mayoritario de profesionales, entre ellos muchos sexólogos, para realizar el XII Congreso de la Sociedad Española de Contracepción, una agrupación que defiende los derechos femeninos a una salud sexual y reproductiva más eficiente.

Estar al tanto de los trabajos presentados, todos con base científica, es un deber de la mujer española, porque, sin dudas, le conviene de estar informada sobre lo último en materia sexual que atañe precisamente por su sexo.

El Palacio de Kursaal quedó pequeño ante tanta muestra científica, demostrada en cada una de las intervenciones y las bases presentadas. Y llama la atención, entre muchas, la afirmación que dos sexólogos, de Andalucía y Navarra, presentaron de manera independiente pero que llevan a un mismo fin: demostrar que la fantasía sexual femenina es imprescindible para que ella alcance su bienestar social y personal. O sea, que a una mejor sexualidad, habrá más independencia en la calidad de vida, y eso se logra si se despiertan apetitos sexuales mediante fantasías bien condimentadas.

Fantasías sexuales

Fantasías sexuales

Cuando en medio del coito la chica no encuentra los estímulos que necesita para tener un sexo reconfortante, puede acudir a sus fantasías para lograr el resultado que anhela. También, si necesita masturbarse, sus fantasías colocan su cerebro en el punto exacto que necesita para lograr el orgasmo. Con estos pensamientos nadie sale herido y sí se logra un bienestar incalculable para su mente y su autoestima.

Aún así, estos sexólogos advierten que una cosa es lo que está en la mente de la mujer y otra la realización de los hechos. Al intentar ponerlos en práctica se puede caer en vacíos perjudiciales donde sí puede haber peligro. Pero de que las fantasías sexuales estimuladas por cualquier medio son una ventaja para la mujer, no le queda ninguna duda a quienes abogan por esta práctica sexual que está solo en la creatividad imaginaria de las mujeres.

0

El yoga y sus beneficios

Publicado por: admin

Las chicas occidentales se han lanzado a la tendencia de la práctica del yoga y señalan innumerables beneficios. El caso de los hombres para esta práctica de origen oriental es menos conocida y las cifras de matrículas en los cursos de entrenamiento así lo confirman.

¿Qué impide a los hombres dedicarse a la práctica de los ejercicios yoga? Ante todo, la tradición milenaria de que el hombre de nuestra cultura tiene que ser toda fuerza y músculos. Por otra parte, el cuerpo masculino muestra en muchos casos problemas con la flexibilidad y la elasticidad, dos condiciones que más se relacionan con la figura femenina y que es una premisa para la práctica del yoga.

El yoga y sus beneficios

El yoga y sus beneficios

Si eres hombre y quieres saber todo lo que recibes como beneficio por dedicarte unos minutos a la semana a esta disciplina, tienes que saber que son incontables las ventajas que recibes con ello.

Ventajas:

- Músculos tonificados de manera natural. Lejos de parecer que has incorporado silicona a tu cuerpo o que has practicado durante años en un gimnasio para engrosar tus músculos de brazos y pectorales, el yoga tonifica tus músculos pero sin exagerar, lo que contribuye a que tu figura sea más homogénea.

- Torso alargado. El torso en los hombres es más elegante cuando se aprecia de manera alargada, un detalle que a la vez, hace más flexible el cuerpo y contribuye a que su andar sea más elegante y varonil.

- Hombros anchos. Sin llegar a ser musculosos en exceso, los hombros se ensanchan a la vez que el talle se estiliza, una presencia perfecta para lucir tanto desnudos como con cualquier tipo de vestimenta. Muchos modelos famosos así lo demuestran.

-Relación sexual con más posibilidades para practicar posturas antes incómodas. ¿Te imaginas las famosas posturas del kamasutra? He oído muchas veces que son imposibles de realizar. Pues bien, todas, absolutamente todas, las puedes llevar a la práctica con tu chica si practicas yoga. si no encuentras a nadie con las que practicar posturas sexuales nuevas siempre puedes encontrar a alguien en fuegodevida mujeres, hombres o lo que te interese.

0

Problemas con el orgasmo

Publicado por: sexywoman

Las parejas necesitan ser abiertas a la idea de que el orgasmo puede ser una barrera para el placer sexual. Los hombres, sobre todo, lo ven a menudo como la meta del sexo, la indicación para detenerse. Ambos miembros siguen mientras no se llegue al climax máximo, queriendo decir que no terminan hasta que éste no llegue.

Lo antes expuesto no es ficticio, es el cánon para toda pareja, cuando el placer sexual solamente toma lugar durante el coito antes y durante el orgasmo. Ahora, si el coito ha sido rápido y llegaron al orgasmo a los pocos minutos, se acabó todo. Esto, amigas, solo me recuerda el sexo de los animales de la selva.

Problemas con los orgasmos

Problemas con los orgasmos

Una pareja donde uno o ambos tienen dificultad en alcanzar el orgasmo y tienen relaciones sexuales por más de 20 minutos, y me refiero a la penetración vaginal del pene, no puede estar teniendo un sexo pasional y condimentado al placer. Es una visión que se da mucho en los vídeos y el cine porno, una penetración vaginal interminable, el verdadero martirio para toda mujer ¿Es posible que esa pareja esté disfrutando? ¿O será solo el hombre el que sienta su pene excitado y logre sentirse bien?

El orgasmo es como un placer intenso pero muy, muy fugaz, siempre termina demasiado pronto. No haga del orgasmo la única meta para el sexo o intimidad. Como es simplemente una forma de placer sexual, no necesariamente es la forma más ideal.

Tener un orgasmo no quiere decir que experimentará intenso placer sexual o que logrará satisfacción sexual. Dar a su pareja el orgasmo no lo hace un gran amante. Por supuesto, lo sentimos fantástico, pero no podemos mantener esa actitud masculina en nuestras mentes de que llegar solo a ese momento como sinónimo de placer sexual.

Una vez que el orgasmo se convierte en el único propósito del sexo, éste puede volverse aburrido e insatisfactorio. Cuando se espera por mucho rato, puede convertirse en un medio de frustración, no en uno de relajación.